5 Principales consideraciones en el desarrollo de biológicos y biosimilares

En esta publicación describo un panorama general de las “5 Principales consideraciones en el desarrollo de biológicos de referencia y biosimilares”, especialmente me enfocaré en los biosimilares.

Durante el desarrollo del producto biológico de referencia, el desarrollador debe realizar amplios estudios preclínicos y grandes ensayos clínicos en todas las indicaciones, con el objetivo final de establecer la superioridad (frente a placebo o agentes de comparación) en términos de eficacia y un perfil de seguridad adecuado. Por el contrario, la vía para el desarrollo biosimilar es demostrar similaridad con el biológico de referencia con respecto a la calidad, la seguridad y la eficacia que incluye estudios analíticos, no clínicos y clínicos. Tomar en cuenta que, la caracterización analítica comparativa y la similaridad demostrada facilitan una evaluación clínica abreviada para los biosimilares (FDA, 2015; WHO, 2016).

A continuación, encontrarás las principales consideraciones en el desarrollo de biosimilares, que en mi opinión debemos tener presente:

El desarrollo biosimilar requiere varios pasos: Selección de un biológico de referencia apropiado, la comprensión de los atributos moleculares y de calidad clave del biológico de referencia y el desarrollo de un proceso de fabricación que coincida con estos atributos del producto biológico de referencia. Cualquier cambio intencionado en el biosimilar diseñado para mejorar la eficacia no sería consistente con la vía de desarrollo de un biosimilar; dicho producto biológico se consideraría un «biobetter» y se evaluaría como un nuevo producto biológico (Bui et al., 2015). Si deseas ampliar sobre el término biobetter, te invito a leer Qué no es un biosimilar? Un biobetter?

El desarrollo de un biosimilar consta de la fase preclínica y la clínica. La fase preclínica incluye la Caracterización estructural, funcional e inmunogenicidad, y estudios no clínicos (FDA, 2019; WHO,2019):

En el análisis estructural se evalúa lo siguiente: Estructura primaria, secuencia de aminoácidos; estructuras de orden superior, incluidas la estructura secundaria, terciaria y cuaternaria (si corresponde); modificación postraduccional, como la glicosilación, según corresponda; y, sustancias relacionadas con el producto, como la desamidación y oxidación de proteínas.

La evaluación funcional de biosimilares potenciales se basa en los mecanismos de acción del producto biológico de referencia (FDA, 2019). Las evaluaciones funcionales podrían demostrar y justificar «no diferencias clínicamente significativas» entre el biosimilar y producto biológico de referencia de un atributo de calidad específico. Las evaluaciones funcionales también pueden evaluar las diferencias en la estructura de orden superior y determinar el impacto de las diferencias estructurales significativas (Bui et al., 2015).

Los análisis funcionales pueden ser in vitro y / o in vivo. Los ensayos in vitro pueden incluir, entre otros, actividad biológica, ensayos de unión y cinética enzimática.

La tendencia actual para el desarrollo biosimilar favorece un programa preclínico que prioriza el uso de estudios in vitro e incluye estudios in vivo en especies relevantes como un segundo paso, y solo si se puede obtener información adicional. Las continuas mejoras en la sensibilidad, exactitud y precisión de los estudios analíticos e in vitro probablemente reducirán aún más la necesidad de realizar estudios en animales (Al-sabbagh et al., 2016).

Por otro lado, la evaluación de inmunogenicidad del biosimilar continúa a través de ensayos clínicos y programas de farmacovigilancia (Al-sabbagh et al., 2016). Sobre estos conceptos hemos explicado en “4 Conceptos claves con productos biológicos-Parte 2”

Los resultados de los estudios analíticos de la fase preclínica se pueden utilizar para evaluar en una etapa temprana el grado general de similaridad entre un biosimilar propuesto y su producto biológico de referencia, y la necesidad de evaluaciones adicionales antes de realizar estudios clínicos en humanos. Resaltar que los estudios clínicos comparativos pueden variar en número y tipo de estudio, dependiendo del nivel de similaridad general observado a lo largo de la evaluación preclínica (Bui et al., 2015).

Por otra parte, el impacto en las propiedades clínicas con respecto a la seguridad y la eficacia de cualquier diferencia restante en los atributos de calidad debe evaluarse durante la fase clínica. Por lo tanto, como el último paso en la evaluación de biosimilaridad, el propósito del desarrollo clínico es confirmar que el biosimilar es muy similar al del biológico de referencia en términos de seguridad y eficacia, y para abordar cualquier área de incertidumbre residual que quede con respecto a similaridad después de análisis estructurales y funcionales, y para demostrar que no hay diferencias clínicamente significativas entre el biosimilar y el biológico de referencia (Al-sabbagh et al., 2016; Klein, Wang, Feagan, & Omoto, 2017).

La evaluación clínica de la similaridad de un biosimilar propuesto con el biológico de referencia implica estudios comparativos de PK / PD, inmunogenicidad y eficacia y seguridad. Establecer la similitud PK y PD es una parte clave del desarrollo de biosimilares, ya que no es posible determinar con precisión los perfiles PK y PD basados únicamente en estudios no clínicos (FDA, 2019).

Por los antecedentes expuestos, podemos afirmar que, dentro del desarrollo de un biosimilar, la biosimilaridad se evalúa utilizando un enfoque científicamente adaptado, con aprobación basada en la «totalidad de la evidencia», que incluye evaluación analítica (estructural y funcional), toxicidad animal, farmacocinética (PK), farmacodinámica (PD), inmunogenicidad, y seguridad y efectividad clínica.

Finalmente, quiero mencionar que los productos biológicos y biosimilares nos siguen desafiando como profesionales de la salud para aprender y comprender las bases científicas de su desarrollo y similaridad, según corresponda, entre otros conceptos importantes.

Espero te haya sido útil esta publicación. No dudes en compartirme tus comentarios y/o aportes.

Un abrazo,

Jackelyn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *